martes, 14 de octubre de 2008



LA BELLEZA EN SU PASO AL HORROR

Pobre de estas niñas que en esta foto apenas se pueden sostener después de llevar semanas sin probar bocado; solo con agua y con suerte algo de fruta este “selecto” grupo de mujeres podrá aspirar siquiera a llegar a los 30 años de edad con buena salud. Teniendo claro que después de muchas cirugías al final ni puedan reconocer su propio cuerpo.
¿Cómo es posible que permitan y puedan mostrar ante el mundo un modelo único de belleza?, el cual se basa en lo estético, patético y sintético de lo externo, lo mortal, lo material, lo que viene y va. ¿Dónde queda acaso lo interior?, quizás Sócrates se esté revolcando en su tumba por permitir que se olvidara lo bello que se es por dentro aunque por fuera quizás no sea así.
Con el tiempo estamos permitiendo que nuestras mujeres pierdan su identidad, su naturaleza propia de nobleza y cosas simples. Con gran nostalgia estamos olvidando los tiempos en los cuales se apreciaba a la mujer por su naturalidad, cambiándolos por el pedido masivo de los consumistas de volumen y perfección.
Con tan solo observar la mirada de cada una de estas mujeres, no me puedo imaginar el régimen con el cual maltratan su ser, desperdiciando los años maravillosos de la juventud por dar placer a la sociedad enferma de la concepción errada de lo hermoso y perdurable, concediendo de forma inútil su propia felicidad al afán de venderse en el mercado y como si fuera poco lograr un estatus social que está determinado por lo que tienes y no por lo que eres. Así es como nuestras bellezas representan todo lo bello de nuestra cultura ancestral.
Palabras: 276

No hay comentarios: