miércoles, 15 de octubre de 2008



Una tradición filosófica no occidental:

Tendremos en cuenta tradición que deriva del método budista de examen de la experiencia denominado meditación con miras a la presencia plena. Presencia plena significa que la mente esta presente en la experiencia corpórea cotidiana, estas técnicas están diseñadas para retrotraer la mente desde sus teorías y preocupaciones, desde la actitud abstracta, hacia la situación de la propia experiencia. Este método en cuanto al la descripción de la mente estaba destinado a informar como un individuo debía manejar la mente en las relaciones personales e interpersonales, e informaban la estructura de las comunidades a la vez que se corporizaban en ellas.

Examinando la experiencia con un método:
Presencia plena/conciencia abierta

La palabra meditación, se pude definir desde factor común como: son estados alterados de la conciencia; el mediador hace algo para apartarse de su estado habitual e inferior de realidad, que es mundano, desconcentrado, no relajado, no disociado.
La práctica budista de la presencia plena/conciencia abierta supone todo lo contrario. Desea alcanzar un estado de alerta, experimentar lo que hace la mente mientras lo alcanza, estar presente con la propia mente.

En el budismo, el propósito de apaciguar la mente no es enfrascarse sino capacitar la mente para estar presente consigo misma el tiempo suficiente para captar su propia naturaleza y funcionamiento.
La presencia plena/ conciencia abierta se suele enseñar mediante periodos formales de meditación en que le practicante permanece sentado. Se usa un objeto simple como foco de la presencia plena, a menudo la respiración.
El meditador descubre que la mente y el cuerpo no están coordinados, aun cuando intenta regresar al objeto de su presencia plena, la respiración, descubre que solo piensa en la respiración en vez de estar alerta a la respiración. Eventualmente, el meditador comprende que existe una diferencia entre estar presente y no estar presente.
Desde el punto de vista de la presencia plena/conciencia abierta, los humanos no están atrapados para siempre en la actitud abstracta. La disociación entre mente y cuerpo, entre conciencia y experiencia, es le resultado del habito, y los hábitos se pueden romper. Eventualmente los meditadores hablan de periodos de perspectiva más panorámica. Esto se llama “conciencia abierta”. La presencia plena se compara con las palabras de una oración, mientras que la conciencia abierta es la gramática que abarca la oración entera.
En estas tradiciones, el desarrollo de la práctica se concentra en el incremento de la intensidad de la presencia plena. La cual tiene dos enfoques: uno, el desarrollo se trata como el aprendizaje de buenos hábitos; segundo, se considera parte de la naturaleza básica de la mente; es el estado natural de la mente, temporariamente obnubilada por los patrones habituales de fijación y engaño.
“ser uno con la propia experiencia”
Experimentación y análisis experiencial:

En la meditación la meta consiste en estar alerta a la mente que sigue su propio curso. Así la mente suelta sus amarras y realiza su actividad natural de estar alerta a la observación.
La meditación con miras a la presencia plena/conciencia abierta existe precisamente para cortar la actitud de introspección, ya que manejaban la teoría de que la experiencia se podía descomponer en ciertas clases de elementos, y se enseñaba a los sujetos a descomponer su experiencia de esa manera.
La presencia plena solo atenta contra la ausencia mental, contra el hecho de participar sin prestar atención a lo que se hace. Solo en este sentido la observación cambia lo que se observa, y eso forma parte de lo que denominamos reflexión abierta.
En conclusión, es preciso tener una perspectiva disciplinada de la mente humana que pueda ensanchar el dominio de las ciencias cognitivas para incluir la experiencia directa. Dicha perspectiva existe en la meditación tendente a la presencia plena/conciente abierta, esta puede brindar un puente natural entre las ciencias cognitivas y la experiencia humana.
Tomado de:
"Las ciencias cognitivas y la experiencia humana "
autor: Francisco J. Varela
Capitulo 2: ¿QUE SIGNIFICA “EXPERIENCIA HUMANA”?

No hay comentarios: